La cúpula de Fortuny: una revolución en el teatro

La cúpula Fortuny diseñada por Mariano Fortuny

Un boceto de la cúpula de Mariano FortunyPara Mariano Fortuny la luzera una vocación absoluta, el leitmotiv de su eclecticismo artístico, la piedra angular de su acto creativo. Un interés que estaba indisolublemente ligado a otra pasión del artista español, su amor por el teatro, que desarrolló durante el siglo XIX en París. En la capital francesa, el pintor Giovanni Boldini acompañó a un joven Mariano entre bastidores de los ballets Excelsiory Siebaen el Théâtre de l’Eden de la rue Boudreau. A Fortuny le fascinó y empezó a crear maquetas y escenarios en miniatura, experimentando con nuevas aplicaciones de la electricidad. A finales de los noventa del siglo XIX se traslada a Venecia, donde realiza una investigación sobre la iluminación escénica y sus efectos artísticos. Creía que el uso de luz difusa indirecta era el único método que permitía transmitir plausibilidad a la audiencia. Así nació el legendario “Sistema Fortuny”, una auténtica revolución en la tradición escénica del teatro italiano.

El diseño de la cúpula de Mariano FortunyLos fondos pintados fueron retirados y reemplazados por proyectores móviles, para obtener el efectoen plain airy un juego de luces. El sistema consistía en una cúpula de hierro y tela, una sección cóncava en forma de cuarto de esfera, que, englobando la escena, actuaba como foco de luz y cuyas paredes de algodón se apoyaban en una carcasa metálica plegable con arcos tubulares, y de un mecanismo de iluminación indirecta, que incluía lámparas, bandas de seda giratorias, espejos y dispositivos de proyección. El resultado final fue una escena homogéneamente iluminada, en la que se alternaron matices de color, y que permitió al público sumergirse en una obra de arte total hecha de música, acción y luz, un concepto inspirado en Wagner al que se dedicó Mariano Fortuny.

El éxito de su propuesta fue inmediato. Fortuny usó sus luces indirectas para diseñar los decorados de Tristan e Isolde, representados en el teatro La Scala de Milán en 1900, y su sistema debutó oficialmente el 29 de marzo de 1906 con el ballet de dos piezas con música de Charles-Marie Widor y celebrada en el teatro privado de la condesa Martine de Béarn.

 

Fuentes:

I Fortuny. Una storia di famiglia, Museo Fortuny Venezia, Palazzo Orfei, curated by Daniela Ferretti with Cristina Da Roit, 2019

Mariano Fortuny. His Life and Work, Guillermo de Osma, V&A Publishing, 2015

Archivo Fotográfico, Palazzo Fortuny, Fondazione Musei Civici di Venezia

Deja una respuesta

Reciba una alerta Le informaremos cuando el producto llegue a stock. Deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.